Bienvenido a mayoresdesevilla

Domingo, 20 de Mayo

organizado
financiado
post-img

Una historia de superación

El día a día con mi marido lo paso bien

Me llamo Gertrudis Medina. Nací en Carmona, y tengo 82 años.

Yo me crié en el campo cuando era chica, allí estuve hasta que fui mayor y me fui a Carmona a trabajar. Mi padre tenía vacas y cabras, y yo guardaba las vacas; en el campo había muchos árboles, y recogíamos las aceitunas. Unas las vendía y otras las aliñaba para comerlas.

Éramos 8 hermanos, 6 hembras y 2 varones: Gracia, Carmen, Ana, Pepa, Lola, Pepe, Juan y yo. No teníamos agua para beber, íbamos con el burro a un caserío de gente de dinero, a coger agua del grifo.

No fui al colegio cuando era niña porque estábamos en el campo, y donde estábamos no había colegio. Ya de mayor fui a un colegio de adultos, porque yo quería saber leer y escribir, y aprendía muchas cosas, aunque ya se me han olvidado algunas; se me ha olvidado escribir, hacer cuentas y todo. Sí se leer. Porque tengo la cabeza… Me dio algo y no me acuerdo de muchas cosas.

Estoy casada dos veces. El primer marido no me dio la vida normal, porque se iba con muchas mujeres. De ese hombre tuve un hijo muy joven, con 18 años para 19. Cuando era mi hijo chico, me iba muchas veces al campo con él. Lo tuve que dejar, pero él se ha muerto ya. Yo lo quería a él mucho también, era muy guapo. Estuvimos casados unos 17 años, crié a mi hijo sola, no echaba cuenta, tuve que trabajar en la casa donde trabajaba Juan de chófer. Él se quedó viudo y yo separada, los dos nos conocíamos, estuvimos juntos una temporadita sin casarnos, y después nos casamos.

El día a día con mi marido lo paso bien, es muy bueno, me alivia de muchas cosas. Se ha venido aquí conmigo por no dejarme sola, porque él no está como yo, está bien de memoria y yo no. Me apuntó al colegio en febrero de este año, me dijo que iba a venir yo y después se quiso venir él, como está jubilado…  Él tiene 2 hijos: Antonio y Aurora, y nos quieren mucho. Nos hacen muchas cosas buenas, sobre todo Antonio. Tiene 2 hijas, una casada y la otra soltera. Su mujer, Amparo, también es muy buena con nosotros, es la que nos hace las cosas de la casa. Ellos tienen un puesto de churrería y viene dos días a la semana porque yo ya no puedo hacer esas cosas (lavar, planchar, limpiar…). Vino Antonio a hablar por nosotros. En el Colegio estoy bien, distraída, no está una sola.

Mi hijo vive cerca de Carmona, a veces viene a mi casa a verme, tiene una hija y un hijo ya mayorcitos, están solteros los dos.