Bienvenido a mayoresdesevilla

Domingo, 20 de Mayo

organizado
financiado
post-img

Y nos vistieron como monjas de clausura

Visitamos la fábrica de Inés Rosales

Hace unos días fuimos a la fábrica de tortas de Inés Rosales. Mi experiencia fue buena. Lo que más me extrañó fue que nos vistieran como monjas de clausura (parecía que entrábamos en un convento), pero luego me di cuenta que toda la indumentaria era positiva porque lo que se pretendía y era lo primordial antes que nada, mantener la higiene en la fábrica.

Me gustó mucho ver cómo se fabricaban dichas tortas. Por cierto, estaban riquísimas. La gente, súper agradable y explicando su proceso de fabricación fenomenalmente. Así se aprenden las cosas.

Sólo deciros que estaban mejor que buenas y que no conocía que existieran tantas clases de tortas. Pasé un día de excursión estupendo con mis compañeras del Centro de Día de Salteras.

Un saludo y agradecer a la empresa estas excursiones.