Bienvenido a mayoresdesevilla

Sábado, 21 de Julio

organizado
financiado
post-img

Del crochet al amigurumi en Asisttel

Cómo modernizar una vieja afición

Soy Encarni, acudo al Centro de Mayores de Asisttel desde hace algunos años y os voy a contar mi experiencia con el crochet.

Ha pasado el verano con mucho calor, pero aquí con el aire acondicionado estamos bien. Siempre nos tienen haciendo cosas, cada persona se entretiene con cosas que saben hacer, unas punto para hacer abriguitos para los nietos y bisnietos, otros con manualidades, pintan y recortan dibujos, decoran el centro…

Yo hago crochet hace ya muchos años, siendo casi una niña fue mi adorable María la que me enseñó a hacerlo. María era y es mi vecina, por las tarde salíamos a la puerta de la calle a pasar el rato y yo la miraba, me gustaba verla, me impresionaba como podía hablar y, sin mirar la labor, tejía y tejía.  Eso me llamaba la atención, yo quería aprender, me gustaban todas estas cosas. Le dije que me enseñara, ya que yo estaba en silla de rueda y no podía jugar con el resto de los niños. Quería entretenerme en algo que yo pudiera hacer y así empezó nuestra amistad. María ya es muy mayor y está delicada de salud, pero ella, mi bella María, sigue yendo a mi casa con su andador solo para verme y saludarme.

Con el paso del tiempo he aprendido a hacer muchas cosas, empecé con pañitos sencillos y poco a poco he ido aprendiendo a hacer cosas más complicadas, hago muñecos, marcapáginas  divertidos y tanto usuarios como trabajadores siempre me están pidiendo que les haga alguna cosa, tanto para ellos como para sus niños. Aprovecho algunos ratos del taller de informática para coger ideas, busco patrones en internet, veo videos de YouTube para aprender cosas nuevas y así me paso las mañanas.

¿Sabéis que hacer esos muñecos de crochet tan graciosos se llama amigurumi y es originario de Japón? Pues yo lo he descubierto hace poco y me encanta, gracias a internet encuentro patrones de todo tipo y sigo haciendo cosas nuevas.

Recomiendo esta actividad tanto a pequeños como mayores, ya que además de pasar el rato, trabajamos memoria, coordinación… y es una satisfacción muy grande cuando ves tu trabajo terminado.