Bienvenido a mayoresdesevilla

Sábado, 23 de Junio

organizado
financiado
post-img

Las cuidadoras y los cuidadores de enfermos con demencia

¿Qué hacemos nosotras para cuidarnos? Tenemos nuestro grupo de apoyo

Somos cuidadoras, sí, cuidamos a nuestros familiares que tienen demencia, pero también hemos aprendido a cuidarnos a nosotras mismas.

Nos vemos, compartimos lo que sentimos, compartimos lo que somos y compartimos lo que sabemos del cuidado de nuestros queridos familiares. Lo hacemos lo mejor que sabemos pero muchas veces la frustración y la impotencia nos bloquea, sentimos que a veces no podemos con esta dura tarea, que no sabemos hacerlo, nuestra autoestima cae…

Les queremos, pero también nos cansamos, les amamos, pero también nos enfadamos, les cuidamos, pero también nos cuidamos.

No nos avergonzamos, no nos castigamos, no lo llevamos en silencio ni en solitario. Nos reunimos para apoyarnos entre nosotras, y pedimos ayuda también a nuestras psicólogas, esas jóvenes que saben tanto de la enfermedad y que están con nosotras apoyándonos todo el tiempo en este duro proceso del cuidado de nuestros familiares.

La demencia, es horrible, horrible de verdad, tanto para nuestros familiares como para nosotras, porque vemos cómo van perdiendo su vida, su memoria, sus capacidades, lentamente…. es muy doloroso verlo de cerca.

Por eso necesitamos ayuda, por eso necesitamos apoyo, y en el grupo sentimos que lo llevamos mejor, sentimos que podemos compartir muestra sobrecarga, nuestro malestar pero también compartimos nuestra alegría, al estar haciéndolo bien, al estar cuidándoles bien y al estar cuidándonos bien a nosotras mismas.

¿Y qué hacemos? pues nos vemos, eso es lo que hacemos, nos vemos, nos ayudamos, dejamos que nos ayuden, compartimos nuestras vivencias, compartimos nuestros saberes, compartimos nuestros dolores y compartimos nuestras vidas.

La demencia no es una enfermedad para llevarla a solas, la demencia necesita ser llevada en grupo, con las familias, pero también con las compañeras, con las cuidadoras, y los cuidadores ¡que vienen poco!, hombres, hijos, maridos, también debéis compartir! también tenéis que tener un grupo que os ayude.

Nosotras nos reunimos en CITEA, porque en CITEA nos cuidan para que nosotras podamos cuidar a nuestros familiares, nos dan fuerza. Nos explican qué es la demencia, qué le sucede en el cerebro a los enfermos, nos enseñan estrategias concretas sobre qué hacer en cada caso, nos enseñan a entender y sobre todo nos enseñan a compartir lo que nos pasa, porque no estamos solas.