Bienvenido a mayoresdesevilla

Jueves, 13 de Diciembre

organizado
financiado
post-img

Música y teatro alegran mis días

La mejor terapia: recordar aquellos bonitos tiempos

¡Hola a todos! Mi nombre es Angelita Granja López y es un placer para mí que el periódico ABC me dé la posibilidad de poder compartir lo que es y ha sido mi experiencia de vida.

Soy sevillana, de 82 años, y me encanta cantar y las artes escénicas. Ya de niña apuntaba maneras, pasaba todo el día por mi casa cantado canciones como “María Amparo”, poniéndole su toque de interpretación. ¡Y cómo disfrutaba!

Llegó la adolescencia y, con ella, mi primer trabajo. Fui locutora de la radio nacional en programas como “La flauta encantada” o “Nana infantil”. En ambos, teníamos invitados especiales y niñas que venían a cantar con nosotros, pero lo que más me gustaba era poderle poner voz a los personajes de cuentos infantiles. Yo siempre era la primera figura, con el papel de princesa.

Además, tuve la suerte de conseguir que mi pasión se convirtiera en mi profesión y, compaginando con mi trabajo en la radio, actuaba en los grandes teatros de Sevilla. He pisado las tablas del escenario del teatro Cervantes, Quintero y del Lope de Vega, este último, mi favorito. Recuerdo con especial nostalgia mi interpretación en la obra “El genio alegre”. Al acabar la función, todo el público se ponía de pie y sus palmas me hacían sentir como una reina.

Han pasado muchos años, y ya necesito ciertos cuidados. Por ello, cada mañana voy a Triana Quality, un centro de día que hay en mi ciudad. Y, aunque pasa el tiempo, mi “yo artista” permanece muy dentro de mi corazón. Por eso, cada vez que allí recordamos canciones de mi juventud, celebramos alguna fiesta o  realizamos cualquier tipo de teatro, vuelven a mi memoria miles de recuerdos y me es complicado contener la emoción. Deseo poder seguir compartiendo, durante mucho más tiempo, esta pasión, tanto con mis compañeros como con los profesionales que nos cuidan. Ellos me hacen sentir especial y me facilitan rememorar todos los momentos felices de mi vida.