Bienvenido a mayoresdesevilla

Miércoles, 17 de Octubre

organizado
financiado
post-img

Y eso que no quería

Soy atrevida y me decidí a probar

Mi hermano me dijo de venir al Centro y yo le dije que no, que no me iba a morir allí. Yo no quería, estaba asustada de venir a un sitio que no sabía lo que era.

Un día me trajo para que viera todo esto, y pensé que había muchas personas y no pasaba nada por probar. También pensé que estaba sola, mi marido había muerto y no nos dio tiempo de tener hijos.

Tengo mucha relación con mis hermanas, sobre todo con Isabela, y con mis sobrinos Isabel María y José Mari. Cuando no vengo al Centro, paso el día con ella.

Mi primer día recuerdo que entré, desayuné y me explicaron lo que hacíamos en cada hora. Yo no hacía nada más que mirar, y me llamó la atención un cartel de la puerta que decía “Aquí nos queremos todos” y pensé: “pues una más para querer”. Miraba y miraba, y pensaba “no está mal, me gusta”.

Cuando llegué a casa le conté a mi familia que estaba un poco cohibida y me dijeron: “poquito a poco”.

Ya después venía todos los días. Mi hermana me llama para que revise las luces y todo, y avisarme para que baje a esperar el coche.

Llevo ya cuatro meses y estoy contenta, contentísima. El personal maravilloso. Me siento muy querida.

Cuando mi familia  me ve en las fotos lo que disfruto con las actividades, sobre todo con el baile, me dice: “y eso que no quería ir, si llega a querer…”.

Margarita Sánchez. Centro de Día Buhaira.